logofnc

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Instagramtwitter3youtube

Por el gremio Del Comité Departamental Huertas caseras: una buena forma de alimentación en casa

Huertas caseras: una buena forma de alimentación en casa


Publicado el 04 Diciembre 2017

 

 

Huerta1

 

Los productos de una huerta casera son fuentes naturales de vitaminas y sales minerales; su consumo diario es de gran importancia para el desarrollo corporal y la salud. Con la huerta casera se disminuyen los gastos de alimentación y se aprovechan al máximo los recursos familiares.


¿Cómo hacer una huerta casera?


• Se debe tener una porción de tierra donde los rayos del sol lleguen por lo menos cuatro horas al día, preferiblemente durante la mañana.

 

• Si no se cuenta con un espacio en donde haya tierra, pero si llega el sol, se puede realizar un cultivo orgánico en canastillas, maceteros o jardineras.

 

• Si tiene una porción de tierra, lo primero que hay que hacer es despejarla de basuras o malezas que puede haber en ella. Posteriormente, es necesario picar la tierra con el fin de soltarla, y de este modo, hacer que el agua drene de una buena manera.

 

• Cuando se tenga la porción de tierra despejada y picada, se le debe agregar materia orgánica como tierra de hoja o compost, pulpa descompuesta o gallinaza compostada. Luego de agregarle estos abonos naturales, la tierra se encuentra en condiciones para ser cultivada, solo hace falta tener las plantas o semillas que se desea sembrar.

 

• Las semillas para la huerta casera se pueden obtener en almacenes agropecuarios. Es importante tener en cuenta que algunas semillas se deben poner a germinar y luego trasplantarlas, otras se pueden sembrar en forma directa.


La huerta está compuesta de especies y variedades nativas tradicionales como hortalizas, frutales, aromáticas, medicinales y ornamentales.

 

Huerta2

 

 

 

Plantas que se pueden cultivar en una huerta casera:


1. Las que son necesarias para la alimentación:


Maíces, frijol, yuca, papa, plátano, zanahoria, cebolla, tomate, arracacha, cilantro, col, repollo, pimentón, guineo, ajo, pepino, plátano, lechuga, coliflor, banano, remolacha, vitoria, cidra, entre otras.


2. Aromáticas y medicinales:


Apio, limoncillo, hierbabuena, penca sábila, orégano, cidrón, caléndula, diente de león, albahaca, mejorana, altamisa, llantén, berenjena, borraja, cola de caballo, espinaca, linaza, manzanilla, ortiga, romero, tomillo, menta, mostaza, entre otras.


3. Árboles frutales:

 

Aguacate, naranjo, mandarino, guayabo, papayo, limón, mora, mango, zapote, maracuyá, granadilla, pomo, tomate de árbol, entre otras.


Estos tres componentes mezclados con las arvenses (malezas), establecen relaciones y son los responsables de que el agrosistema no requiera agroquímicos para mantener la producción constante y se pueda controlar las poblaciones de insectos perjudiciales.

 

Huerta3

 

Consejos:

 

• Es importante usar macetas con al menos 40 centímetros de profundidad.

 

• Deben contar con un buen drenaje que nunca esté obstruido, para eso coloque piedritas en el fondo de la maceta.

 

• Lo ideal es utilizar tierra orgánica, rica en nutrientes y libre de químicos.

 

• Coloque la tierra en la maceta, humedézcala y ponga la semilla aproximadamente a un (1) centímetro de profundidad. Luego cubra con más tierra y agregue agua. Para facilitar el riego haga pequeños surcos en la tierra.

 

• Los cultivos deben recibir sol al menos seis o siete horas al día y ser regados de forma constante, pero no exagerada. Por eso es conveniente colocarlos cerca de una ventana o balcón donde llegue el sol.

 

• No olvide sembrar hierbas aromáticas como orégano, romero y albahaca, son perfectas para el consumo y ayudan a ahuyentar insectos y plagas.

Huerta4


¡Recuerde!

Asesórese del Servicio de Extensión de la FNC

Regresar

Timeline Twitter

Banner
Banner

Boletín electrónico

Suscríbete al boletín para recibir "El Cafetín" con toda la información relacionada con CaféPaisa